Clásicos y Veteranos se muere

Clásicos y Veteranos se muere

Hace muchos años, Guillermo Gefaell, en una reunión previa a la Regata Illas Atlánticas de San Vicente do Mar introdujo la idea de la Clase Veteranos. Años después, tras mucho trabajar para intentar consolidarla junto con la Clase de Clásicos, la categoría Clásicos y Veteranos se muere poco a poco.

Un poco de historia

En la mencionada regata en la que a pesar de que inicialmente podían participar todo tipo de embarcaciones de más de 30 años. Desde aquel año se cerró la participación a embarcaciones que no fueran estrictamente clásicas, de época, o espíritu de tradición. Los barcos de más de 30 años, quedaban excluidos de dicha regata y de todas las que organizaba la Asociación Gallega de Barcos Clásicos y de Época.

Un veterano de la clase: el Atxurri de Ana Pazó

Guillermo, por entonces Presidente del Real Club de Mar de Aguete, decidió que el Club, incluyera ambas clases de forma separada en las regatas de invierno que organizaba. Dado que la participación era escasa en ambas, se acabó juntándolas en una nueva: Clásicos y Veteranos. Desde entonces, allá por 2013, se ha venido incluyendo la clase en prácticamente todas las regatas organizadas en la Ría de Pontevedra. Se han llegado a realizar pruebas en las que han participado hasta 8 barcos.

Empujón 2019-2020

En otoño de 2019 los “viejos rockeros” de la clase, se pusieron manos a la obra para potenciar la clase. La idea consistía en contactar con todos los armadores que conociéramos personalmente. Posteriormente se hizo un llamamiento a través de la Hermandad de Navegantes de Clásicos. A corto plazo toda esta tarea de promoción de la clase fue un fracaso. En la primera regata que había en el calendario éramos tres los inscritos en la clase. Aún así perseveramos y para la 5ª Regata Interclubes Ría de Pontevedra pasamos de tres a ocho.

El Cassandra de JAvier y Fernando Pazó volviendo a puerto tras la primera prueba de la Interclubes 2020

“Decadencia” post covid-19

Lamentablemente la 6ª Regata Interclubes Ría de Pontevedra, debido al maldito covid-19 fue cancelada tras 3 pruebas de 6. Las tres primeras pruebas fueron muy disputadas y bonitas, con una enconada pelea por los puestos del podio.

Tras el confinamiento del Covid-19, se han retomado las regatas, pero la clase se ha ido apagando poco a poco. Últimamente sólo 3 embarcaciones se han inscrito en las mismas. Ahora, tras la rotura del palo de una de las tres embarcaciones habituales, la clase se encuentra en punto muerto del que habrá que intentar salir.

El Mou de Ángel y Fran Mourelos, un reciente fichaje de la clase.

¿Qué hacemos ahora?

Llegados a este punto nos encontramos en la situación de que Clásicos y Veteranos se muere ¿Qué hacemos ahora?. Tengo bastante claro que lo que hemos hecho hasta ahora a tenido un efímero éxito, así que habrá que darle un nuevo enfoque. En lugar de llamar a otros armadores para que se apunten a las regatas deberíamos invitarlos a venir a alguna regata en nuestros barcos. De esa manera verán que participar en una regata no implica poner el barco en peligro, que los procedimientos de salida son sencillos y tratar de meterles el gusanillo en el cuerpo. ¿Funcionará? En unos meses lo veremos, porque por ahora tendremos que esperar a por el flamante nuevo palo del Cassandra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =

Mostrar botones
Ocultar botones