almiranta

Malos tripulantes: Fumadores y Almirantas

De todas las personas que se han subido al barco, he de decir que los peores tripulantes son algunos fumadores y la almiranta.
Tienen el don de encender un cigarrillo cuando algo va a suceder, y luego encima se quejan de que sólo se les piden cosas cuando fuman. ¿No será que están fumando todo el rato? Para evitar ataques de fumadores acérrimos, he de decir que, yo soy ex-fumador arrepentido, y reconozco que esto del aire puro del mar es malisimo para el tabaco, por lo que trato de ser comprensivo, pero tengo dos claros ejemplos:el 
El más claro ejemplo de fumador con el don de la oportunidad es mi amigo Pluto; tiene, como ya he explicado el don de encender un cigarrillo segundos antes de que algo suceda, además, por supuesto, y según un extraño razonamiento suyo, no puede hacer nada mientras se fuma, cosa que puedo entender desde que entró en vigor la ley ZP anti-tabaco y el precio del mismo no hace más que subir, por eso lo de arrepentido, pero ese es otro tema. El caso es que además se indigna si se le pide algo tras encender un cigarrillo; por suerte a los amigos se les permite eso y mucho más… bueno, mucho más no (no vaya a ser). En el extremo contrario tengo una amiga que es capaz de irse a proa a soltar un cabo, o recoger una línea repleta de caballas con su cigarrillo en la boca sin protestar ni lo más mínimo… Las comparaciones son odiosas, pero es lo que hay.
Pero el peor tripulante con diferencia, mucha diferencia, es mi almiranta. Ante la orden de hacer cualquier cosa, el 90% de las veces la respuesta es: “¿Y tiene que ser ahora?”. Como la respuesta siempre es la misma entonces yo me cabreo y contesto con un “Claro!, te he dicho ‘caza ese cabo’, eso quiere decir que quiero que caces ese cabo, sino hubiese dicho ‘caza ese cabo cuando veas’ o ‘caza ese cabo dentro de 3 minutos'”. Evidentemente mi respuesta no sienta bien y se lía. El otro 10% de las veces la respuesta es mucho más indignante y se limita a un “¿No puedes hacerlo tú? Es que ahora estoy muy cómoda”. Llegados a ese punto a mi ya me hierve la sangre y suele finalizar la conversación con un lacónico “por estas cosas cosas me gusta navegar solo” mío y una virada hacia puerto.
Aún así, me quedo con la frase lapidaria pronunciada un día en el que se levantó un fuerte mar de viento: “Carlos, estás haciendo algo mal, porque me estoy mojando”
Nota: Se que este artículo sigue a una declaración de intenciones mía, pero he decidido saltármela ya con el primer artículo ¿por qué? Pues porque este blog es mío y lo patroneo yo.

2 thoughts on “Malos tripulantes: Fumadores y Almirantas

  1. No, no lo lee, ¡¡¡y no tientes la bicha!!!

    En su descargo he de decir que en muchas otras cosas colabora gustosa, y gracias a ella: por trabajo y "exigencias" el aspecto y confort del Peregrina no tiene nada que ver con el que era el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + siete =