bricolaje

Conector de cubierta y teorema del punto gordo.

Una de las cosas que tenía pendientes de hacer desde navidad, era cambiar el conector de cubierta para suministrar corriente al palo y disponer de luz de tope y de proyector de cubierta. El pasado sábado, aprovechando que hacía buen tiempo me lié la manta a la cabeza y me fui para el barco armado con mis herramientas.

El conector se encuentra unos centímetros por delante de la base del palo.

Y como se puede comprobar, tanto la silicona de sellado como el conector tienen sus añitos. Sólo mirar para el mismo mete miedo, y para colmo, al medir con el polímetro no hay tensión en ninguna combinación de patillas.

Al sacar el conector y la madre de todos los pegotes de silicona me encuentro con la punta de cuatro hilos, que no se pueden sacar más para afuera de lo que se ve en la foto y con un aspecto lamentabilísimo. Para colmo compruebo que no hay tensión, por lo que me voy al cuadro y compruebo que los fusibles están fundidos. Por suerte tenía dos nuevos y los coloco.

El primer paso tras desmontar el conector, es pelar los cables como pueda, limpiar el óxido sin romper los hilos y estañarlos con el soldador. Tras eso, coloco el bombín del nuevo conector y compruebo que hay tensión en cada una de las patillas.

Tras eso, coloco el exterior del conector para que me sirva de plantilla al hacer los agujeros necesarios (2 de 3) con una broca fina, retiro el exterior y lo vuelvo a poner tras colocar la junta de goma y un buen pegote de Sika 291, relleno también con la Sika 291 los agujeros y coloco los tornillos. Tras eso doy un cordón alrededor del conector y dejo todo bien enguarrado de sika (se me da fatal darla), aunque consigo dejarlo más o menos “presentable” (soy muy benévolo conmigo mismo) con un guante de goma y el dedo empapado en jabón.

Monto el conector macho al cable. Me costó un huevo, pues el agujero del cierre superior es muy fino y el cable muy gordo, al final tengo que dejar los hilos a la vista. Tras el montaje envolví todo con cinta aislante…

…y lo que comenzó como un pequeño toque de sika, se convirtió en ¡¡¡esto!!! La aplicación del Teorema del Punto Gordo a la Sika Nautica.

“Toda línea pasa por un punto si este es lo suficientemente gordo”

A ver como lo arreglo la próxima vez que pase por allí.

Odio dar Sika.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 1 =