bricolaje

Una de electricidad (texto reescrito)

Hace poco escribía un artículo acerca de los consumos eléctricos al usar una convertidor de tensión para alimentar una bombilla de 11W o cargar tres cacharros diferentes: una iPad, un Samsung Galaxy S II y un Acer Aspire One Happy, los resultados de consumo obtenidos a la salida de la batería, antes del conversor de tensión eran los siguientes:
Acer Aspire One Happy – 1,8 A
Bombilla Ikea 11W – 1,1 A
Ipad 2 – 1.1 A

Samsung Galaxy S II – 0,7 A
Inicialmente, y con una batería de 70Ah yo había hecho estos cálculos erróneos de autonomía:
  • Carga Acer Aspire One Happy: 70 Ah / 1,8 A = 38 h aprox.
  • Bombilla Ikea 11W: 70 Ah / 1,1 A = 63 h aprox.
  • Carga Ipad 2: 70 Ah / 1,1 A = 63 h aprox.
  • Carga Samsung Galaxy S II: 70 Ah / 0,7 A = 100 h aprox.
  • Todo conectado a la vez: 70 Ah / 4,7 A = 14 h aprox.
Un amigo me indicaba lo siguiente: 

“No es así exactamente, no te esperes más de la mitad. Esa unidad Ah se usa para conocer la capacidad de descarga […]. No obstante el cálculo está bien hecho, aunque no siempre es así. Los inversores de cc a ca no son muy eficientes energéticamente y siempre será mejor que utilices cargadores de coche en cc.”

Además, tras consultar en latabernadelpuerto.com, el cofrade Kane me informó de que dependiendo del ritmo de descarga de la batería la capacidad de esta varía. Cuanto más rápido se descarga una batería, menos corriente es capaz de entregar. He estado haciendo averiguaciones y he encontrado la manera de estimar la capacidad real de las baterías en función de su ritmo de descarga, y esto se consigue gracias a la Ley de Peukert.
t = H ( I H C ) k
Donde los componentes significan:
  • t: Tiempo de autonomía de la batería que deseamos calcular.
  • H: Base de tiempo para el que se indica la Capacidad Nominal de la batería  (indicado por el fabricante, aunque si no dice nada suele ser 20.
  • I: Intensidad de corriente que se le pide a la batería.
  • C: Capacidad Nominal de la batería en Ah (indicado por el fabricante).
  • k: Constante de Peukert, valor dependiente del tipo de batería y que aumenta con la edad de la misma. Lo ideal es que lo indicara el fabricante, pero no lo hacen. Se puede tomar 1,1 para baterías de gel de las buenas, y 1,3 para las de plomo-ácido. Una batería ideal, “de esas esféricas y sin rozamiento”, tendría k=1 aunque no existen. Cuanto menor sea el valor de la Constante de Peukert mejor es la calidad de la batería.
Aplicando la fórmula, tomando C = 30 Ah (tanto mi colega como Kane coincidieron en que no esperara más de la mitad, así que por eso 30 Ah), H = 20 y k = 1,3 para cada uno de los casos obtenemos los valores “reales” de autonomía:
  • Carga Acer Aspire One Happy: 1,8 A
t = 20 ( 1,8 · 20 30 ) 1,3 = 15,779 h
  • Bombilla Ikea 11W: 1,1 A
t = 20 ( 1,1 · 20 30 ) 1,3 = 29,932 h
  • Carga Ipad 2: 1,1 A
t = 20 ( 1,1 · 20 30 ) 1,3 = 29,932 h
  • Carga Samsung Galaxy S II: 0,7 A
t = 20 ( 0,7 · 20 30 ) 1,3 = 53,866 h
  • Todo conectado a la vez: 4,7 A
t = 20 ( 4,7 · 20 30 ) 1,3 = 4,531 h
Mi anterior artículo acababa: “No tengo nada claro que estos valores calculados sean correctos, me parecen altísimos, si alguien que sepa algo más que yo de electricidad puede corregirme este desparrame mio, por favor que no se corte, es más se lo agradeceré.” Esta vez diré:

Creo que estos valores se pueden considerar bastante más reales que los anteriores, y de hecho me confirman que para el caso de una salida de un par de noches, con mis 140 Ah me puedo considerar cubierto para cargar el móvil los tres días, encender una bombilla para una emergencia (para tomar cubatas mejor un farolillo led a pilas) o encender el portátil para cualquier emergencia también, como escribir un artículo de este blog, por ejemplo. Aunque intentaré hacerme con un cargador de corriente continua, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 8 =