pensamientos

¿Qué hacer sin viento?

Supongamos que uno sale a navegar un día cualquiera, y tras un buen inicio: viento constante de 10 nudos, unos largos y ceñidas tranquilotes disfrutando del mar, de la brisa, con pequeñas escoras. Pasado un rato, el viento empieza a quedarse, hasta el punto en que el mar se queda como un espejo. ¿Qué hacer? Expongo aquí lo que he hecho yo hoy.

  1. Desliar los anzuelos
  2. Encender el motor e intentar pescar al curricán. (nada)
  3. Desliar los anzuelos
  4. Apagar el motor, dejarse a la deriva e intentar pescar a fondo. (un jurel, el tondo del banco).
  5. Limpiar el estropicio que te ha hecho tu hija en la bañera por comer barquillos.
  6. Llamar a algún colega para decirle que hace una tarde de vela de la leche y que se muera de envidia.
  7. Coger el portátil que usas con el OpenCPN y toquetear hasta que te aburres.
  8. Comprobar la caña con la que tratas de pescar a fondo.
  9. Colocar las defensas haciendo ballestrinques como Dios manda en lugar de los engendros que te dejan los invitados.
  10. Cotillear algún canal del vhf a ver si te echas unas risas.
  11. Mirar en la nevera a ver si hay alguna cerveza aún sabiendo que ya te bebiste las dos que quedaban.
  12. Ordenar la cabina.
  13. Cotillear los casoplones de la costa con los prismáticos.
  14. Tomar marcas para buscar varias posiciones en la carta y calcular la deriva y darte cuenta que no la has traido.
  15. Desliar los anzuelos.
  16. Encender el motor e irse a puerto.

En fin, que podía haber empezado por la 16, pero las 15 anteriores son parte ineludible de la náutica de recreo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + veinte =